Santiago Galicia Rojon Serrallonga: “Mujeres de siempre – Olivia Kroth, escritora y periodista”

Mujeres de siempre: Olivia Kroth, escritora y periodista

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

“Yo diría a las mujeres: sé tú misma. No te dejes definir por otros. No aceptes juicios negativos sobre tu personalidad; de todos modos son prejuicios injustificados. Si los hombres te humillan, están tratando de ser autoritarios y superiores. Si las mujeres te menosprecian, sucederá principalmente por envidia. Tienes algo que ellos no tienen…” Olivia Kroth

“Aconsejaría a las niñas y mujeres jóvenes: obtengan la mejor educación posible. Les ayudará a encontrar un buen trabajo, tener una carrera y ganar su propio dinero. Establezcan sus propios objetivos en la vida y marchen hacia ellos, paso a paso. Nunca se rindan. Sigan adelante…” Olivia Kroth

La mejor educación posible:

libro libros56 | Build Up

Una palabra amable, alguna reflexión inteligente, una sonrisa, un acto humanitario, una biografía o un capítulo ajeno a lo cotidiano, una huella indeleble o una aportación al conocimiento, al arte o a la ciencia, quedan en la memoria, en los recuerdos, en los instantes suspendidos en las añoranzas, y hacen de las personas -mujeres y hombres- seres irrepetibles, extraordinarios e inolvidables.

Hay quienes trascienden su condición humana al atreverse a vivir diferente, al quebrantar barrotes y fronteras para sentir el aire de la libertad, al dar lo mejor de sí a los demás, al desafiar abismos y escalar cumbres, al escribir su propia historia y no admitir cadenas ni rutinas, al ser genuninos y dejar a su paso detalles y trozos de grandeza.

En un ambiente mundial intoxicado por el consumismo, la estulticia, los antagonismos, el odio, las superficialidades, el materialismo, la ausencia de valores y el escándalo, las personas que se dedican al bien y a la verdad y exploran, por lo mismo, la ciencia, el arte, el conocimiento, parecen sustraídas de otros mundos, personajes que caminan con una lámpara y dejan huellas imborrables con el propósito de que otros, los que vienen atrás, las sigan y no pierdan la ruta.

Las multitudes, distraídas en asuntos cotidianos, en cosas que les han entregado como valiosas, no entienden cómo es posible que existan personas diferentes, con capacidad de lectura, estudio o construcción de un proyecto grandioso en los ámbitos del arte, la ciencia o alguna disciplina del conocimiento, cuando los días de la existencia transcurren inciertos y fugaces. El tiempo del genio es el mismo que el del tonto. Uno, el primero, lo aprovecha, hasta trascender, mientras el otro, el segundo, lo derrocha en asuntos baladíes.

Hoy, al iniciar la sección Mujeres de siempre, es un honor y un privilegio reseñar la vida de Olivia Kroth, escritora y periodista de origen alemán y ruso, quien ha protagonizado una historia intensa, bella e interesante. Ella misma se define al asegurar que es “una típica mujer libro”, inmersa en obras y documentos…

La Segunda Guerra Mundial:

Nuestro mundo se parece al que desató la Segunda Guerra Mundial ...

Cuatro años antes de su nacimiento, el 15 de agosto de 1945, concluyó la Segunda Guerra Mundial y Alemania, como otras naciones europeas, despertaban con la noticia de su nueva realidad, devastadas y entre las ruinas materiales, las sombras de un ayer inmediato de bombardeos y terror, los escombros de las diferencias y el odio y las interrogantes sin respuestas dentro de un período y un escenario que imponían el reto de enfrentarse a sí mismas, reencontrarse, desafiar los abismos de la historia y del destino y reconstruirse.

El mundo era otro. Su rostro había cambiado sustancialmente. La geografía de naciones como Alemania, dividida en bloques, reflejaba el hecho de que no solamente era posible desdibujar y reconfigurar territorios, sino dividir y clasificar a los seres humanos. La civilización previa al conflicto mundial, sucumbía y daba paso a otro ciclo local, continental y global. La gente estaba rota. Había ausencias y sobrantes, fracturas y añadiduras.

Y Europa, a pesar de las contradicciones humanas y los fantasmas y las sombras que dejan las guerras, con toda su carga histórica, social y económica, se conquistó a sí misma y una vez más, como en sus horas épicas de antaño, demostró al mundo su capacidad, talento y grandeza, con sus claroscuros y su estilo tan sui géneris.

Hay vidas que coinciden y se vuelven historia y destino. Tras finalizar la guerra, tres mujeres, la hija, la madre y la abuela -Aino, Alide y Emilia-, dijeron adiós a Riga, Letonia, su terruño inolvidable y querido, rincón del mundo donde consumieron tantos capítulos y quedaban sus recuerdos, linaje e historia, y así, entre los sentimientos de nostalgia que se refugian en aquellos que se quedan y las esperanzas, los sueños, las ilusiones y las expectativas de quienes parten, viajaron hasta Heidelberg, Alemania, ciudad bella, cautivante y de rasgos universitarios.

Heidelberg,  Alemania:

Excursion à Heidelberg depuis Francfort - Civitatis.com

Aino, que era joven, ingresó a la universidad, donde inició sus estudios de Medicina. Entregada a los libros, al estudio científico, tuvo oportunidad de conocer, entre los muchachos de su época, a Günther, industrial alemán, con quien contrajo matrimonio durante los días de 1948.

Günther era dueño de la fábrica que su abuelo, también alemán, fundó en las horas postreras del siglo XIX, precisamente en 1886. La compañía, establecida en el campo, se dedicaba a la fabricación de zapatos. Los obreros provenían de los pueblos aledaños. La casa de Günther y Aino se localizaba a un costado de la fábrica.

Y así, el 27 de abril de 1949, nació Olivia, Olivia Kroth, quien creció en dos lugares, inmersa en una infancia feliz. Entre semana, vivía con su abuela y su bisabuela, Alide y Emilia, porque asistía a la escuela en Heidelberg. Aino, su madre, era una mujer que deseaba un futuro promisorio para su hija; en consecuencia, la inscribió en «Humanistisches Gymnasium», donde aprendió griego, latín antiguo y otros idiomas.

“Humanistisches Kurfürst-Friedrich-Gymnasium” en Heidelberg, Alemania:

heidelberg.de - Kurfürst-Friedrich-Gymnasium

A la institución de prestigio asistían muchos hijos de los profesores universitarios de Heidelberg. En las aulas, los pasillos y los corredores se respiraba un ambiente intelectual, donde los temas del arte y el conocimiento se mezclaban y eran fórmula en el desarrollo de los estudiantes. Olivia disfrutaba esa atmósfera. Dedicaba horas al estudio, pero en su tiempo libre le encantaba leer y practicar ballet y deportes: atletismo, natación y tenis.

La otra parte de su vida estaba en la casa solariega, en el campo, al lado de la fábrica, con sus padres. donde permanecía contenta y plena durante los fines de semana y las vacaciones escolares. El jardín era enorme y poseía árboles frutales y una piscina, parajes en los que se diluyeron incontables horas y días de su infancia y su juventud.

El jardín en Hauenstein, Alemania:

Kirschbaum › Pflege: Pflanzen, Düngen & Schnitt

Olivia se deleitaba en la piscina. Nadaba. Se sumergía en el agua y la sentía deliciosa, como lo eran, igualmente, el paisaje campirano, las frondas de los árboles acariciadas por el viento, las nubes y los colores y las fragancias de las flores que se extendían cual alfombras de exquisita textura. El panorama natural era un poema, un concierto, una paleta de matices prodigiosos. Todo ofrecía un sentido, un camino, un significado.

También le fascinaba respirar el aire puro y recoger bayas. Las mañanas y las tardes otoñales, exploraba el bosque, donde los sonidos de la naturaleza y el lenguaje del silencio le enseñaron a amar la vida. Y fue en esa estación cuando disfrutó la recolección de hongos.

El Bosque del Palatinado “Pfälzerwald”, Hauenstein:

Wandern Pfalz - Reisen, Urlaub, Freizeit im Pfälzerwald

Tenía un caballo. Lo montaba y paseaba libre, plena y feliz. Era, como se autodefine, “una mujer al aire libre”. Así se diluían sus años juveniles. Era, parece, una vida de ensueño, una historia que no se olvida, una existencia lejana de naufragios.

Su madre, al reconocer su capacidad y talento, insistió en que estudiara francés, lo que implicó su registro en un internado. Vivió un año en Francia. Aprendió el idioma. Durante los períodos veraniegos, retornaba a aquella nación, donde asistía a cursos para perfeccionar su aprendizaje. Y como bien admite, “crecí bilingüe, con francés y alemán”.

La Cascada de Hohwald, Francia:

Cascade du Hohwald | Alsace vosges, Alsace tourisme et Alsace

Curiosamene, a pesar de su linaje familiar, no aprendió a hablar ruso. Por supuesto, su abuela Alide lo hablaba y pronunciaba correctamente, con bastante fluidez. Olivia lamenta no haber dedicado tiempo al aprendizaje y la práctica del idioma. Ahora lo hace por medio de libros, videos y profesores en Moscú, donde vive y tiene raíces sanguíneas.

Olivia hojea y revisa las páginas del ayer, resguardadas en su memoria. Reseña que su abuela Alide nació en 1899, en el ocaso de la decimonovena centuria, y asistió a un internado para niñas en San Petesburgo, cuando Letonia pertenecía a la Rusia imperial. La mujer acudió puntual y de frente a su cita con el destino y la historia, y sus días estudiantiles formaron parte de los últimos años de vida del zar. Cuando estalló la revolución, el zar Nicolás II y la familia real, los Romanov -la zarina Alexandra, Olga, María, Tatiana, Anastasia y el zaréchiv Alexei-, fueron asesinados por los bolcheviques que lideraba Lenin, la noche del 17 de junio de 1918.

Alide tenía dos hermanos menores, Hugo y Karlis. El primero, Hugo, combatió en el frente alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Alguna vez, Olivia descubrió una fotografía de él y su esposa entre las pertenencias de su abuela. El hombre aparece con uniforme nazi. El hermano menor, Karlis, se unió a los partisanos comunistas y más tarde, al integrarse al Ejército Rojo, luchó contra los invasores nazis. Posteriormente, en Moscú, se integró al Comité para la Seguridad del Estado, KGB por sus siglas en ruso.

El Ejército Rojo:

23 февраля | Старые плакаты, Иллюстрации, Ретро футуризм

Aquellas tres mujeres que emigraron de Riga, Letonia, al finalizar la Segunda Guerra Mundial -Emilia, Alide y Aino-, siempre creyeron que Karlis había muerto. La propia Emilia narraba a su bisnieta Olivia Kroth, los episodios de combate en los que participó su amado hijo menor y su supuesta muerte en las trincheras.

El retrato de Karlis permanecía en la mesita de noche. La fotografía, borrosa y pequeña, presentaba a un hombre joven de cara redonda, apenas identificable. Así, la bisabuela Emilia evocaba a su hijo menor, siempre con amor y dulce y nostálgico sentimiento. Años más tarde, Olivia se enteró de que el tío Karlis fue un hombre destacado en la KGB, en Moscú, donde alcanzó un nivel jerárquico de relevancia.

Orden soviética:

Ordre de la bannière rouge - Première décoration militaire ...

Günther, el padre de Olivia, se mantenía ocupado en la dirección y administración de la fábrica y en sus múltiples pasatiempos, coyuntura que favoreció a Aino, la madre, quien era disciplinada y fuerte. Ella era quien supervisaba el desarrollo y la educación de su hija y quien argumentó a su marido: “Olivia debe aprender francés. Enviémosla a un buen internado francés”. El industrial, como refiere Olivia, “estuvo de acuerdo y pagó por ello”.

Tiempo después, la mujer comentó al hombre: “Olivia necesita ir a la universidad. Ella es una niña muy inteligente. Sería una pena dejar que eso se desperdicie”. Emulando nuevamente a Olivia, su padre “estuvo de acuerdo y pagó por ello”. Él, Günther, estaba de acuerdo en todo lo que ella, Aino, deseaba, y de esa forma pagaba las cuentas, como lo hizo, en su momento, con el alquiler del departamento, en Heidelberg, que habitaban la abuela y la bisabuela maternas, Alide y Emilia, donde Olivia se hospedaba entre semana, cuando asistía a la escuela.

Aino siempre inculcó a su hija Olivia que “una buena educación es lo más importante en la vida. Uno puede sobrevivir en todas partes, siempre y cuando esté educado y se incorpore a un empleo bien remunerado”.

Universidad en Heidelberg, Alemania:

蔚藍手札: 德國最古老大學禮堂—Alte Aula Universität Heidelberg

Inicialmente, Olivia acudió a la universidad en Heidelberg y luego en Frankfurt am Main, la ciudad donde nació el célebre escritor Johann Wolfgang von Goethe. En el intermedio de sus cursos, obtuvo una beca para estudiar en el Southern College, en Florida, Estados Unidos de Norteamérica, en el período 1968-1969. Sus asignaturas, en esa época, eran alemán, inglés y literatura.

A su retorno a Alemania, aprobó el primer y el segundo exámenes estatales para convertirse en profesora a nivel profesional. Durante 32 años, impartió clases en una escuela secundaria alemana -Gymnasium-, cuyos alumnos eran niños, adolescentes y jóvenes. Tenían de 10 a 18 años de edad.

Olivia hizo un paréntesis tras concluir sus estudios universitarios. No se dedicó a la enseñanza de inmediato. Realmente tenía cita con otras expresiones de la vida. En el verano de 1972, año en que aprobó su primer examen estatal con bastante éxito, solicitó empleo como anfitriona en los Juegos Olímpicos de Munich, escenario que le abrió las puertas a otros ámbitos, acumuló experiencia, enriqueció su vida y conoció buen número de personas interesantes de todo el mundo, hecho que definió, finalmente, su decisión de viajar antes de impartir clases.

Los Juegos Olímpicos de Munich 1972:

Friedensreich Hundertwasser: Olympische Spiele München 1972 ...

No naufragó en las rutas de su existencia. Siempre trazó líneas, objetivos, direcciones.  Se atrevió a vivir y cumplir sus sueños. Trabajó algunos años como azafata. Inicialmente fue contratada en Pan American Airways. Vivió un año en Londres y otro en Berlín, hasta que la empresa se declaró en quiebra y se mudó a Frankfurt am Main, ciudad en la que fue aceptada por la aerolínea alemana Lufthansa.

Viajó por el mundo. Voló y conoció otros rostros y nombres en distintas nacionalidades. Esos años de su juventud le resultaron maravillosos e inolvidables. Disfrutó cada día que acumuló en su historia, en su caminata, en su biografía. En 1978, presentó su segundo examen estatal y se convirtió en profesora de idiomas.

Desde su más tierna infancia, le encantaron los libros. Siempre han ejercido un sentimiento especial en su ser y un embeleso indescriptible. En la casa solariega, la familia poseía una biblioteca con gran cantidad de estantes pletóricos de obras que le parecían maravillosas. Por lo mismo, alternó sus juegos, sus paseos a caballo y su recolección de bayas con la lectura por horas en la biblioteca. Minutos y horas que se convirtieron en días. Días que se volvieron semanas, meses y años. Años que se transformaron en décadas. Tiempo que se convirtió en estilo de vida.

León Tolstói y Fiódor Dostoyevski:

Tolstoi, Dostoievski y las redes sociales - Pablo Izquierdo Juárez ...

Leyó, entre otras obras, las novelas de Dostoyevsky, Tolstoi y Turgenev, todas en traducción alemana. La familia poseía libros de escritores alemanes, franceses e ingleses; no obstante, ella, Olivia, amaba a los autores rusos. Esa pasión por los libros era resultado de la herencia e influencia rusa de su madre. Es el motivo por el que asegura: “crecí para ser una típica mujer libro. Ahora vivo en mis libros. No importa dónde esté, siempre vivo con libros”.

No solamente ha sido lectora. Comenzó a escribir sus propios libros en el año 2000, en la aurora del siglo XXI y el tercer milenio de nuestra era, cuando todavía daba clases en la escuela. Enseñó en la institución, enclavada en un pequeño y, a la vez, elegante y famoso pueblo de las montañas Taunus, llamado Bad Homburg.

Digno de resaltar es el hecho de que al sitio acudían innumerables aristócratas. Iban al “spa”. No pocos escritores y artistas célebres visitaron el pueblo, entre los que destacaron, verbigracia, Fyodor Dostoyevsky. Indudablemente, allí se inspiro el reconocido novelista ruso, al admirar la belleza y majestuosidad de las montañas de los alrededores.

Se trata de una región en la que existen innumerables tesoros arquitectónicos y culturales. Las montañas esconden tales atractivos. Allí, Olivia se sintió profundamente inspirada y escribió una guía cultural de las montañas Taunus. Fue su primer libro, publicado en 2001. Su título es «Märchenschlösser und Dichterresidenzen im Taunus»/ «Castillos de hadas y residencias de poetas en las montañas de Taunus».

Los siguientes dos libros, publicados en 2002 y 2004, respectivamente, abordaron diversos aspectos culturales de la región de Rhein-Main, donde radicaba en esa época. Los títulos de las obras son «Zeitreisen im Taunus»/«Viajes en el tiempo en las montañas Taunus» y «Im Zeitstrom des Mains»/ »En la corriente del tiempo del río Main».

El cuarto libro, editado en 2006, es una novela que se titula «Tote tanzen nicht»/ «Los muertos no bailan». La misma Olivia Kroth admite que “es una novela criminal, con las montañas Taunus como telón de fondo. El editor de todos mis libros fue Societäts-Verlag, en Frankfurt am Main. El número de copias impresas fue de 2.500 para cada libro”.

Reconocida por su creatividad, talento y originalidad, Olivia fue invitada a gran cantidad de lecturas de autores, en el período comprendido de 2001 a 2007. Reconoce que dicha etapa, dentro de su vida como escritora, resultó satisfactoria y la disfrutó bastante. Leyó sus libros ante el público interesado en sus obras.

Y es Olivia Kroth quien define la misión del artista, el quehacer del autor de obras literarias: “escribir es una ocupación solitaria, cuando te sientas en un escritorio durante muchas horas cada día. Salir a reuniones y ferias de libros es una actividad agradable. Me fascina reunirme con vendedores y compradores de libros, editores, críticos. Me gusta mucho eso”.

Agrega la escritora: “visité regularmente la Feria del Libro de Frankfurt, cuando vivía en la zona. Me sentí orgullosa de ver mis obras expuestas en el estante de libros de Societäts-Verlag. Mi editor estaba allí, las chicas de la oficina estaban allí. Pasé muchas horas en el puesto de libros con ellos, bebiendo té y charlando. También conocí a otros autores, periodistas, críticos de libros y vendedores. Por supuesto, conocí a mis lectores y firmé libros. Me encanta el ambiente de las ferias de libros”.

Escritora, intelectual, pensadora, mujer de su tiempo, Olivia Kroth anuncia que en 2014 comenzó un importante proyecto literario, realista y no de ficción, que concluirá en 2024. “De hecho, estoy trabajando en una crónica de Rusia, la década de 2014 a 2024, bajo la presidencia de Vladimir Putin. Este libro será una colección de todos mis artículos periodísticos sobre Rusia. Se agruparán en temas, por ejemplo, «Defensa de Rusia», «Economía de Rusia», «Deportes rusos», «Vida salvaje en Rusia», «Artesanía rusa», «Música rusa», «Escritores rusos», «Recuerdos de los Gran Guerra Patriótica», y así sucesivamente. Los artículos que ya he publicado en inglés y alemán, se pueden encontrar en mi blog, en The Duran y en Saker Italia (traducción al italiano)”.

Respecto a su actividad periodística, aclara que no fue una decisión consciente; sin embargo, sucedió naturalmente, ya que su estilo de vida estaba cambiando. En 2009, tomó la determinación de retirarse de la enseñanza en la escuela. Salió de Alemania y se mudó al sur de Francia, a un pueblo pequeño, no lejos de la costa mediterránea.

Instalada en Francia, comenzó a leer los medios de comunicación rusos, «La voz de Rusia», en inglés, y «Die Stimme Russlands». en alemán. Reconoce que “no sólo presentaban la política, la economía y la defensa rusas, como la mayoría de los medios de comunicación; también ofrecían textos interesantes sobre cultura, tradiciones y regiones. Eso me fascinó. Sobre eso había escrito exactamente cuando vivía en las montañas Taunus. Cultura, tradiciones y regiones son absolutamente lo mío. Entonces escribí algunos textos y los envié a Rusia. Oh, maravilla, los aceptaron y pidieron más. De esta manera, me convertí en periodista de «La Voz de Rusia» y «Die Stimme Russlands». Me encantó”.

Desafortunadamente, prosigue la escritora, “ese excelente medio ruso cerró a fines de 2014. Lamento mucho que el cierre de “La Voz de Rusia” y “Die Stimme Russlands” me dejara sin hogar para mis esfuerzos periodísticos. Me sentí como niña abandonada”.

Posteriormente, coincidió con The Duran, en internet, medio en el que sigue colaborando. Le agrada bastante la política de los editores, Alexander Mercouris, en Londres, y Alex Christoforou, en Nicosia, Chipre, quienes le han dado libertad de escribir sobre cualquier tema. Evidentemente, es respetuosa y trata de coincidir con la línea editorial. Incluso, cuando escribe artículos culturales o acerca de deportes, siempre inicia con algunos hechos reales de política, economía, sanciones y guerras, entre otros asuntos, para proseguir con el tema a tratar.

Olivia Kroth es escritora auténtica, artista real. Es escritora y mujer, dama y pensadora. Su sencillez, a pesar de su amplia cultura y experiencia acumulada durante los años de su existencia, la vuelven una persona agradable. Es posible dialogar con ella.

The Duran:

Image result for logo the duran

Manifiesta que se siente muy impresionada por la habilidad e inteligencia de sus dos editores anglo-griegos, quienes respaldan un medio de noticias alternativo que permanece vigente a pesar de la serie de dificultades, desafíos y presiones de la hora actual.

Adicionalmente, los editores cuentan con un interesante canal de YouTube, a través del cual discuten temas reales en video. En ocasiones, ambos conversan y tratan asuntos relevantes; otras veces, en tanto, invitan a Peter Lavelle, presentador de la entrevista de «Crosstalk», en Russia Today (RT). Ante esto, Olivia exclama “¡bien hecho, caballeros!”

Alex Christoforou y Alexander Mercouris, editores del “DURAN”:

Turnbull trashes Morrison, Abbot & Trump as 'climate change deniers'

Mujer de su época, declara: “no hago entrevistas en absoluto. Soy periodista analítica. Me gusta escribir análisis, comentarios, opiniones y dar muchos antecedentes históricos en mis publicaciones. A menudo, los lectores occidentales no saben mucho sobre Rusia. La historia rusa es un libro cerrado para ellos. Así que trato de abrir este libro y mostrar, página por página, lo que sucedió en los más de mil años que Rusia ha existido, desde sus inicios hasta ahora. Por ejemplo, cuando escribo acerca de los nuevos submarinos atómicos rusos, les cuento a mis lectores sobre las cifras históricas detrás de los nombres de esos buques. También trato de señalar la continuidad de la historia rusa. No se debe borrar ninguna parte, no se debe omitir nada”.

Tras revisar el libro de las evocaciones, Olivia suspira y acepta que el suceso histórico más impresionante para ella es la Segunda Guerra Mundial que en Rusia se denomina la “Gran Guerra Patria”. Argumenta que “esto es de importancia personal para mí. Mi padre alemán luchó en el lado alemán. Fue comandante en la Caballería de la Wehrmacht. Mi tío abuelo ruso, Karlis, luchó en el Ejército Rojo. Mi familia está destrozada y vive a ambos lados de la trinchera. Hay una rama occidental y una rama oriental. Quiero llegar a ambos. Creo que ha llegado el momento de la reconciliación”.

Sonríe. Cambia el tema. Dice lo siguiente: “Santiago, reí entre dientes cuando pensé en cómo responder una de tus preguntas. Después de haber vivido durante 71 años, hay muchas anécdotas que podría contar. De hecho, podría llenar un libro completo. Tal vez algún día lo haga. El primer recuerdo que me vino a la mente fue una extraña conversación en una fiesta, en Berlín, Alemania. Sucedió cuando trabajaba como azafata de Pan American Airways. Tenía alrededor de 25 años de edad cuando un joven, en la fiesta, me preguntó: «¿Und was tun Sie sonst noch, ausser schön zu sein?», es decir “¿ y qué más estás haciendo, además de ser hermosa?”

“Y qué más estás haciendo, además de ser hermosa?”

Continúa: “estaba estupefacta. Podría haberle contado sobre todos mis logros intelectuales. Sin embargo, no había tantos como ahora. Simplemente me di la vuelta con disgusto. Pensando en este tipo extraño hoy, me pregunto si fue su forma incómoda de coquetear conmigo. Ciertamente, no era un caballero suave y pulido. Este episodio satírico me lleva a la siguiente pregunta… Yo diría a las mujeres: sé tú misma. No te dejes definir por otros. No aceptes juicios negativos sobre tu personalidad; de todos modos son prejuicios injustificados. Si los hombres te humillan, están tratando de ser autoritarios y superiores. Si las mujeres te menosprecian, sucederá principalmente por envidia. Tienes algo que ellos no tienen”.

Adicionalmente, agrega Olivia, “aconsejaría a las niñas y mujeres jóvenes: obtengan la mejor educación posible. Les ayudará a encontrar un buen trabajo, tener una carrera y ganar su propio dinero. Establezcan sus propios objetivos en la vida y marchen hacia ellos, paso a paso. Nunca se rindan. Sigan adelante”.

Completa: “el lema de mi vida es un dicho ruso: Только вперëд, ни шагу назад!”, que significa “¡sólo hacia adelante, sin retroceder! Lo que fue útil para los soldados soviéticos para ganar la Gran Guerra Patriótica (1941-1944), todavía me es útil hoy”.

Y así concluye sus respuestas esta escritora, intelectual y mujer de su tiempo, un ser humano extraordinario y sensible que ya ha dejado huellas gratas e indelebles. Ella es mujer de siempre, Olivia Kroth, quien vive en un hermoso rincón del mundo llamado Moscú.

En Moscú:

Reisenaktuell.com - Moskau entdecken, Kurzreise in das Herz ...

https://santiagogaliciarojonserrallonga.wordpress.com/2020/06/15/mujeres-de-siempre-olivia-kroth-escritora-y-periodista/

Acerca de olivia2010kroth

Writer, journalist: The Duran https://olivia2010kroth.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en México, Rusia. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Santiago Galicia Rojon Serrallonga: “Mujeres de siempre – Olivia Kroth, escritora y periodista”

  1. Dear Olivia: I appreciate your detail to publish this interview that I really enjoyed for your greatness of being human. You are an extraordinary person and it has been an honor to write about your story. Greetings to you and all your readers.

    Le gusta a 3 personas

  2. Thank you for the praise, dear Santiago. I would like to return the compliments: you are also an extraordinary person and an excellent writer. You produced a very interesting and profound interview. Greetings from Moscow to Mecixo.

    Le gusta a 4 personas

  3. Your friendship is the best gift, Olivia. I hope that your story is an example for many women who want to fulfill their wishes, projects and dreams. Greetings with friendship and admiration.

    Le gusta a 2 personas

  4. I hope that all good wishes will be fulfilled.

    Le gusta a 5 personas

  5. Thank you for reblogging, dear Santiago.

    Le gusta a 3 personas

  6. marie910 dijo:

    Vielen Dank für diese wunderbare Aufzeichnung Deiner Geschichte und der Deiner Familie. Du bist wirklich eine ungewöhnliche Frau, und ich freue mich sehr, Näheres über Deine Geschichte zu erfahren. Das erklärt vieles, was ich bisher nicht wusste. Ich habe die deutsche Übersetzung gelesen, aber sie ist nicht sehr gut, also werde ich sie in den nächsten Tagen in Spanisch lesen.
    Die russischen Schriftsteller habe ich früher alle sehr gerne gelesen, immer wieder, und auch die russische Musik mag ich sehr.
    Ich weiß, wie wichtig es für Frauen ist, unabhängig von einem Mann zu sein und ihr eigenes Leben zu leben. Ich selbst habe hart dafür kämpfen müssen, aber es hat sich gelohnt, und ich bin froh, dass ich selbst nicht abhängig bin von einem Mann, wie es mein Vater war. Er hatte meine Mutter, die mit uns Kindern während des Zweiten Weltkrieges aus Ostpreußen fliehen musste und dadurch jeden Halt verloren hatte, unterdrückt, wo er konnte (mein Mann ist das ganze Gegenteil, sonst wäre ich nicht mehr mit ihm zusammen).
    Ich werde mir demnächst Deine Bücher besorgen, das interessiert mich sehr.

    Le gusta a 1 persona

  7. Vielen Dank für Deinen Kommentar, liebe Marie. Du kannst ja gut Spanisch, also kannst du das Interview auf Spanisch lesen. Ich freue mich, dass Du meine Bücher lesen willst. Freundliche Grüsse von Olivia

    Le gusta a 1 persona

  8. natuurfreak2 dijo:

    Very interesting and beautiful

    Le gusta a 1 persona

  9. elvira797mx dijo:

    Santiago no me canso de volver a leer la historia tan interesante de Olivia, además agregaste unas fotografías hermosas que enriquecieron la historia. Tienes una forma de escribir que encanta y atrapa al lector. Y Olivia es una mujer digna de admirarse, es realmente inspiradora. Felicidades a ambos.
    Gracias.

    Le gusta a 1 persona

  10. Thank you for your visit and nice comment, Elvira. I understand Spanish but do not write it, so I am answering you in English.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s